Diseña tu producto o servicio pensando en los usuarios

“Gastamos mucho tiempo diseñando el puente, pero no lo suficiente pensando sobre

la gente que va a cruzarlo”. Esta frase de Prabhjot Singh describe la importancia del diseño centrado en las personas.


El diseño de cualquier producto o servicio se debe centrar en el usuario y una forma

de hacerlo es por medio del uso de marcos de trabajo ágiles, los cuales consisten en construir – medir – aprender. En otras palabras, lo que se busca es hacer y/o diseñar para que el público o usuario lo pruebe y mejorar de acuerdo a su feedback.


Es posible que como emprendedor hayas pasado muchas horas diseñando el producto o servicio que ofreces, pero seguro lo has hecho haciendo este análisis desde

tu perspectiva, desde tu óptica, desde lo que crees que está bien o está mal, y luego cuando lo sacas al mercado te das cuenta que a los clientes no les gusta, consideran que no es fácil de usar o simplemente no responde a sus necesidades.


Para adentrarse en el mundo del diseño centrado en las personas lo puedes hacer

por medio de la Metodología Lean, la cual proviene de Lean Manufacturing, un método que Toyota implementó en sus fábricas para mejorar el proceso de producción

de automóviles. Con Lean Manufacturing, la empresa japonesa incluyó a sus usuarios en todos los ciclos de producción y se dedicó a oír sus opiniones.

Este feedback no sólo hizo que el público se sintiera importante e incluido, sino que

le hizo ganar más clientes a Toyota y la empresa logró perfeccionar sus productos, pues escuchaba la opinión de los usuarios y seguía los consejos de éstos para mejorar

sus automóviles.


Reducir los riegos


En pocas palabras, Lean es un método que permite crear productos que sigan

y atiendan los requerimientos de los usuarios, reduciendo, de esta manera,

la posibilidad de fracasar, agilizando su tiempo de producción y logrando los objetivos buscados en un tiempo más corto. Elimina cualquier desperdicio que no aporte algo útil al cliente y se basa en el aprendizaje para lograr perfeccionar los productos.


Diseñar los productos de los clientes bajo la Metodología Lean significa solucionar problemas reales y concretos de los clientes. La información suministrada por los clientes es, sin duda alguna, la materia prima más importante para el método Lean.


¿Cómo lograrlo? Tú y tu equipo deben mantenerse en continuo aprendizaje

con los clientes y hacer revisiones o evaluaciones, cada cierto tiempo (semanal, quincenal, mensual), para ir probando cómo avanza el producto y qué problemas observan los usuarios.


Pasos para trabajar bajo la metodología Lean

  • Diseña y valida el perfil del usuario “potencial comprador”

  • Diseña tu producto mínimo variable

  • Busca la validación rápida

  • Prueba, analiza y modifica

Como lo ves, es un proceso circular basado en la repetición, es decir se trata

de una metodología repetitiva, que evalúa, implementa cambios y vuelve a comenzar.

Este proceso iterativo es lo que garantiza la efectividad del producto y permite cubrir todos los flancos del proyecto, sin olvidar algún dato.


Esta práctica no sólo ayuda a mitigar el riesgo, sino que revela dónde están

los principales problemas del producto y permite darles la solución correcta.


¿Estás listo para pensar en tus clientes?


Si no sabes cómo hacerlo contáctanos, en Vökvi trabajamos bajo la filosofía Lean.


7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo